dissabte, novembre 04, 2006

Alberto García Alix



Alberto García Alix, rebelde, tatuado, fumador y bebedor se vale de una estrategia de mirada frontal a la realidad que lo rodea en su cotidianeidad retratando a la gente y el entorno en el que vive.



"Sin ideas preconcebidas, sin conocimientos profesionales, sin cultura fotográfica, pero con lo fundamental: una cámara y ganas, me inicié en el año 1976 en una pasión que ha dado un pequeño sentido a mi vida"
Enlaces:

2 comentaris:

Senses & Nonsenses ha dit...

wow, wow, wow, me encanta el trabajo de garcía alix. igual es una exageración, pero es nuestro cartier-bresson, pero en el madrid de los 80, de la movida.
esta vez te has adelantado tú.
un abrazo.

pon ha dit...

Le recuerdo dando vueltas con su cámara por el Rastro, se pasaba horas en La Bobia dándole al disparador. Exponía en pubs de Chueca y Malasaña y decíamos "son del tío de la cámara" y todo el mundo sabía quién era. Me enteré de su nombre más tarde y me hizo gracia ponerle nombre a aquel tipo flaco con tupé que parecía estar en otro mundo.
Es un genio, el ojo del tipo de la cámara es mucho más.